martes, 12 de junio de 2012

Mi material de dibujo (2 de 2)

Tras repasar el material "clásico" que empleo hoy día, en este post pretendo hacer un repaso de mi experiencia con el hardware (a lo largo de años... y tras varios fracasos) por si alguien, alguna vez, lee esto y le sirve para evitar sorpresas desagradables (sobre todo monetarias) al hacerse con un equipo para dibujar con él.

Mi primer acercamiento al dibujo digital se produjo con una mini-tableta llamada "penpartner" de la marca Wacom. Con un tamaño infimo y 512 niveles de presión... no sirve para nada. Así lo puedo decir. Sin acomplejarme. Fue barata y sólo la usé para firmar documentos.

Como no estaba dispuesto a arriesgarme a gastar mucho dinero en otra tableta (de gran formato como las INTUOUS) decidí comprar la Wacom "Bamboo" (algo intermedio). Si googleais hoy día sobre esta tableta, posiblemente no encontreis NADA sobre el modelo que yo tengo ya que, hoy día, el nombre "Bamboo" corresponde a toda una familia de digitalizadoras con diferentes tamaños y características.

Con un acabado ligeramente rugoso en el área de dibujo (cómodo a la hora de deslizar el lapiz sobre él), la Bamboo cuenta con un tamaño adecuado para "tontear" y cuenta, también, con una combinación de teclas físicas programables que facilitan su uso. De todos modos, sigue sin ser un aparato preparado para el "heavy inking" por muchas razones.
 -El tamaño de la tableta sigue siendo pequeña y obliga a continuos "zooms" para abarcar un dibujo completo.
 -La posición de los botones físicos en la parte superior de la tableta resulta incómoda ya que obliga a que tu mano izquierda (si eres diestro) se cruze constantemente con tu mano derecha y te impida trabajar.
 -Al igual que en la "Penpartner" (y en todas las digitalizadoras al uso) se produce una disociación BRUTAL entre el dibujo ejecutado y lo que aparece en pantalla.

La Bamboo conos botones fisicos en su parte superior





























































Estando acostumbrado al proceso causa-efecto de un lapiz tradicional (lo frotas contra un papel y el residuo del grafito "pinta" exactamente donde se ha producido el rozamiento), las tabletas mencionadas anteriormente resultan frustrantes ya que no registran ningún trazo en su superficie, sino que transmiten la información al ordenador; que la interpreta. Por otro lado, otra dificultad radica en que la tableta se sitúa en una superficie horizontal (la mesa de trabajo) mientras que el resultado se refleja en una superficie vertical distinta (el monitor); de manera que el trabajo que debe realizar nuestro cerebro para unir movimiento y resultado es muy cansado y va en detrimento de la precisión. Y, si encima necesitas hacer zoom de áreas concretas del dibujo... la sensación de "desubicación" puede ser mucho más frustrante!. De todos modos no puedo negar que la Bamboo es todo un aparato y que hay gente capaz de hacer virguerías con él.
Ahtec X70GT resistivo NO sensiblea presión

Dispuesto ya (por fin) a hacerme con hardware con el que dibujar en serio, (me estoy poniendo en casi hace una década aún), me hice con un UMPC (de los primeros Ultra Mobile PC que hubo entre tantos que "se comieron la mierda") de la marca Ahtec (X70GT) que era un refrito de otro de la marca Gygabite. Se trata de un ordenador de 7" de diagonal con pantalla resistiva y sin niveles de presión. Es decir, su pantalla detecta cualquier cosa que haga presión sobre ella pero no detecta "cuanta" presión haces. En seguida descubrí que muchos programas de dibujo subsanan (un poco) esta carencia traduciendo la velocidad del trazo como presión. Con este pequeño truco puedes emplear herramientas que simulan un lapiz con cierta maestría... pero el resto de herramientas se comportan como rotuladores al agua.

Hace 4 años decidí evolucionar y me compré, de segunda mano, un Asus t101mt. Un PC de esos que llaman "convertible" (con teclado) que cuenta con pantalla resistiva, 256 niveles de presión y 10,1" de diagonal. Aqui es donde realmente aprendí que no importan los niveles de presión si los fabricantes no les dan apoyo (support). Y es que el aparato se comporta como si tuviera 10 niveles unicamente!.

Asus T101MT. multitouch, resistiva, 10,1" de diagonal
Cuenta con teclado y todo tipo de chorradas que lo hacen un equipo completo.
El problema radicaba (y radica) en los programas de dibujo que no emplean el sistema MS INK del ordenador. Es un sistema "minoritario" y no se le da soporte más que por parte de los programas de MS (como el journal). En resumen, aquello que hizo que el aparato fuera barato también lo hizo poco util.

Y, por último, hace un mes me he hecho con un Fujitsu Stylistic ST5112, con 12", tecnología Wacom incorporada y 512 niveles de presión (dicen) que, sin ser extremadamente potente, resulta BRUTALmente maravilloso para programas como el ArtRage.

La Stylistic en apaisada con el "Dock" opcional.
¿por qué no me lancé a un aparato como este la primera vez, os preguntareis? La respuesta es simple: la suma TOTAL de dinero que he gastado en las tabletas Penpartner y Bamboo, junto con la que desembolsé en el UMPC X70GT y en el Netbook t101mt no llega a alcanzar al precio que, POR AQUEL ENTONCES, tenía un aparato como el ST5112... incluso de segunda mano!