martes, 18 de diciembre de 2012

1º PREMIO COMIC MENOR DE 15 AÑOS (1990, 14años)

(Antes que nada, corrijo. Seguramente fuen un "äcsesit" y no un 1er premio, ya ni me acuerdo)

Pues si, corrian aquellos felices 1990 (qué redondos fueron tan llenos de ceros!) y a mis padres se les ocurrió que me presentara a un concurso de cómics.

¿Donde fue? ¿Basauri? (no creo, o tendría un ejemplar del "Ja ta di da", ¿no?) ¿Bilbao? (¿sigue existiendo el certamen?) ¿Portu? (por aquel entonces no conocía ni su existencia...

Recuerdo que leí las bases (un máximo de 6 hojas) e hice 6!. Al ser menor de 15 años no gané dinero, sino que me dieron material de dibujo. Tintas, plumillas, una caja de rotuladores al agua que aún conservo (aunque ya ninguno pinta), cuadernos... 

Casi averguenza "colgar" esto... (era un crio y mis capacidades de guionizar y dibujar eran nimias) pero tiene un gran valor emotivo. 

Sólo he podido rescatar unas fotocopias chungas (ya amarillentas) del original. Recuerdo que cuando fui a recoger el premio me dijeron que si tuviera 15 años habría ganado la siguiente categoría.

Totalmete realizado con estilógrafo (rotring para los amigos) y... Tipex!


 Me parece ver a Wilce Portacio en la cara de la chica, ¿no?, y quizas a "Torpedo" en la segunda viñeta...
 Si, lo admito, tenía algunos cómics de "Hellblazer" por ahí...
También me parece ver influencias del "diario de guerra del castigador" de Jim Lee y Carl Potts. (leí por ahí que, por aquel entonces, los bocetos y gran cantidad del lápiz de Lee lo hizo realmente Potts)
Si, un libro de anatomía con unas cuantas figuras bailando era de mucha ayuda. Aún no tenía ni idea de cómo funcionaban las sombras en la realidad...
 No estoy seguro, pero... el de la segunda viñeta es... ¿Martin Sheen?
Bueno..., ya lo se, las manos... esa fue una asignatura pendiente que tuve hasta que leí mil veces "Corum" dibujado por Mignola. Despues de tanto ver manos enormas de 6 dedos dibujadas con tan pocos trazos... algo se te tiene que quedar!

La última viñeta fue un "gotón" de tinta al que fui soplando para conseguir el "salpicado" adecuado. Demostré que los pulmones también sirven de pincel.

Como habeis ya adivinado, la gran mayoría de lo que (por aquel entonces) dibujaba con cierta calidad procedía de la copia descarada del trabajo de otros.

Y, del guión, los tempos y el lenguaje usado... no hablemos, por favor.

Que tenía 14 años y mucho cine USA a las espaldas...