lunes, 17 de diciembre de 2012

THOR 2

Este fin de semana inténté terminar el THOR que había empezado con el fin de probar una manera diferente de "tratar" las diferentes capas de "plumilla" empleadas. La idea inicial era la de realizar todos los contornos y el manchado de grises con ArtRage y colorear con Photoshop.

Pero... cuando ya había terminado de aplicar TODOS LOS COLORES, el ordenador hizo una de "pantallazoazulytejodesunmontón" y perdí todo mi trabajo.

Fue una suerte. Aprendí algo que, teoricamente, ya sabía. Y es que Artrage guarda la información de la herrameinta empleada en cada caso de manera que algo pintado con "rodillo" o "eatilógrafo" mantiene sus propiedades y es fácil de seleccionar dentro del programa "origen"... pero es "rasterizado" una vez abirto en Photoshop; perdiendo todas sus cualidades y pasando a ser muy muy dificil de aislar.

Así que comencé a colorear las diferentes capas de plumilla en ArtRage mediante el comando "select layer contents y descubrí que el método de trabajo era extremadamente más fluido, preciso y suave.

Es una pena no poder plasmar el resultado que me brindó photoshop para comparar!

En la primera imagen podeis ver el contorno del dibujo completo con martillo incluido. En un principio pensé en colocar un cartel que rezara algo parecido a "no hammers allowed", pero decidí que no poner a Thor y a su mascota en una imagen era casi irrespetuoso para con el personaje.

En capa propia se encuentra la tinta correspondiente a la piel de los personajes. Decidí incorporar a la misma capa el martillo sólo para no crear más capas. Lo podría haber puesto en casi cualquier otra.
 Toda la plumilla susceptible de ser "azul" se encuentra en capa propia.
Como quería separar los estampados del uniforme del resto de los "sombreados" con plumilla creé una capa sólo para ellos. Supuse que quedaría bién no mezclar...
 Por lo tanto, la volumetría del uniforme se encuentra en capa propia!.
 No necesitaba separar el pelo en capa propia, la verdad es que fue una tontería...
 Una vez en Photoshop, creé dos capas sobre el dibujo: una para el "viñetado" etereo (representado sobre un fondo relleno con gris al 50% sólo para poder distinguirlo ahora), y otra para el "bocadillo".

El bocadillo se puede hacer mediante auto-formas o mediante selecciones (forma libre pologonal + elipse) rellenas de blanco. Las lineas de definición las realiza el programa con el comando "Stroke" o "contornear" bajo la pestaña "editar".
 Este es el fondo. Un render básico de una geometría sencilla que el ojo en seguida relaciona con un deporte.
Este fondo se compone de varias capas. Una que contiene el propio render (velado y difuminado) y otras 2 (copias del render desaturadas).
En una he aplicado un filtro "estilógrafo" y en la otra he exagerado el grillo y el contraste hasta la saciedad (mejor que emplear el filtro "fotocopia", creeme.
 Este es el resultado de aplicar una base de color sobre el manchado de grises, sin tener en cuenta "la tinta".
Aqui se puede ver el efectio de dibujar sobre la plumilla que define la volumetría delpelo... manteniendo inmutables (y negros) los contrornos originales.
Al aplicar color mediante aerógrafo a las capas que definen la ropa y su estampado por separado se consigue un efecto muy suave.
Hay que tener cuidado al mezclar las capas del color de fondo con el color aplicado sobre la tinta ya que, en un principio, la tinta representaba "áreas oscuras" y sombras, pero... la tentación de boscar "luces" en la sombra es muy golosa al ser un efecto muy chulo.
La separación entre sombreados y estampados es muy efectista... aunque se pierde cuando mirar el conjunto de la ilustración.
Aqui se aprecia cómo se mantienen los contrornos en negro mientras he actuado sobre el entintando haciendo que pase a formar parte del color (y a apoyarle).
Ese mismo truco aporta al bate un cierto volumen que, personalmente, me recuerda al suavizado de una ilustración sacada de una película de dibujos animados.

Y, aqui, señoras y señores, el resultado final!

Si, se trata de una "coña" a la película "El mejor" (que levante la mano aquel que lo había adivinado); en aquel glorioso momento en el que Robert Redford le pide al recoge bates que le preste su "Savoy Special" para marcarse una jugada que  (personalmente) me erizó los pezones y todo el vello del cuerpo.

Muy por encima del "salto de la gruya", oigan.

Ala! A jugar a pala!.